Hablemos de Ecología

Martin pescardor en el Chapare BolivianoDefiniciones y alcance de la ecología

La palabra ecología fue usada por primera vez por Ernest Haeckel en 1869, deriva del griego “oikos” que significa “casa” y consideraba el estudio científico de las interacciones entre los organismos y con su ambiente. En el ambiente se incluyen las propiedades físicas y químicas que pueden ser descritas como la suma de factores abióticos como el clima o la geología. El concepto va desarrollándose más cuando Charles J. Krebs en 1972, indica que la ecología estudia las interacciones entre organismos y con su medio ambiente para determinar sus distribuciones espacial y temporal y sus abundancias. Bajo ese concepto la ecología busca responder a preguntas como ¿Dónde están desarrollándose los organismos?, ¿Cuántos organismos están presentes?, y ¿Por qué están presentes o por qué no están presentes en determinados lugares?.

Para responder estas y otras preguntas, los estudios en ecología pueden ser realizados a diferentes niveles y enfoques: organismos individuales (un tucán o un tatú), poblaciones (conjunto de tucanes que conviven en una determinada zona, o conjunto de tatuces que viven en algún área del bosque), y comunidades (conjunto de tucanes, tatuces y la vegetación que se encuentran en una determinada área, o sea conjunto de diferentes especies). Por consiguiente, a nivel de organismos la ecología estudia cómo los individuos de alguna especie son influenciados por su ambiente, y como estos individuos influyen en el ambiente. A nivel de población la ecología busca entender la presencia o ausencia de una particular especie, su abundancia, la estructura de su población, y las tendencias y fluctuaciones de esas abundancias. A nivel de comunidad, lo que se conoce como ecología de comunidades, estudia la composición y organización de las comunidades ecológicas y las propiedades de esa comunidad.

Estudiar y entender estas interacciones también lleva a estudiar las rutas que recorre la energía y materia que fluye entre los organismos y los factores abióticos de un determinado lugar. Este sistema formado por conjunto de organismos, elementos inertes y los flujos producidos es lo que se denominan ecosistemas. Integrando este concepto de ecosistema a la definición de ecología, en 1992 Gene Likens señala que la ecología incluye también la transformación y flujos de energía y materia. Así…
1. Si queremos entender como se desenvuelve determinado individuo podemos estudiar caracteres funcionales o fisiológico que influyen en su desarrollo y éxito.
2. Si queremos entender a la población de una especie, podemos ver los cambios en sus tasas de natalidad o mortalidad para ver como determinado conjunto de cambios ambientales influye a esa población
3. Si nuestro interés es entender una comunidad, podemos analizar la composición de su biodiversidad, los cambios en abundancia de cada especies comparando diferentes ambientes o condiciones climáticas.
4. Si nos interesa entender el ecosistema podemos estudiar procesos ecológico o ecosistémicos como la tasa de producción de biomasa o los cambios en tasas de descomposición. Los productos de estos procesos proveen al ser humano de los llamados servicios ecosistémicos o beneficios de la naturaleza.

De la ecología pura a la ecología aplicada

La práctica de la ecología ha ido cambiando con el incremento de problemas ambientales, los avances tecnológicos y los culturales. Por la década de los 80´s la mayoría de las investigaciones en ecología eran catalogadas como ecología básica; las preguntas de investigación eran motivadas por el propio interés de los científicos (y de la ciencia) de entender y describir temas ecológicos, y no así el de dar soluciones o alternativas de manejo. Con el incremento de los problemas ambientales (pérdidas de ecosistemas naturales, pérdidas de biodiversidad, contaminación, erosión de suelos) incrementa la necesidad de generar información para brindar pautas de manejo y soluciones a los problemas ambientales. Estos cambios influyen en los enfoques de los ecólogos en tomar mayor protagonismo para orientar prácticas de manejo sostenible y conservación de los ecosistemas y su biodiversidad. Así se va fortaleciendo la Ecología aplicada que busca generar conocimiento para diseñar intervenciones planificadas de manejo, restauración y recuperación de los ecosistemas, sus comunidades, poblaciones e individuos.

Campos de acción de la ecología aplicada

Las área de intervención y dominios de conocimiento de la ecología aplicada son muy variados.
• La ecología de las ciudades o ecología urbana que integra en su practica al componente de los ciudadanos y los patrones y modelos de desarrollo de las ciudades.
• La ecología aplicada a la restauración que responde a necesidades de apoyar o encaminar procesos de recuperación de ecosistemas degradados.
• La agroecología, que estudia como los sistemas agrícolas y pecuarios puedes ser sistemas endógenos más eficientes, menos dependientes de factores externos y más amigables con el medio natural.
• La ecología de la educación primaria que su aplicación busca brindar experiencias de primera mano a la comunidad de maestros y estudiantes como herramienta para entender los procesos ecológicos y los impactos antrópicos.

Los desafíos de la ecología aplicada especialmente en países en vías de desarrollo

En construcción. Apreciamos tus comentarios y contribuciones

Leave a Reply

Your email address will not be published.